Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

EMULSA incorporará en 2015 dos camiones propulsadas por gas natural

Votos

(Total de votos recibidos 278)

(Puntuación 3,01)

soterrados Muro

Esta es una de las medidas incluidas en las políticas medioambientales de eficiencia energética de EMULSA

EMULSA construirá un local de trabajo para el Servicio de Jardines en el Parque de El Lauredal que incluirá servicios higiénicos públicos.

EMULSA incorporará en 2015 a la flota de vehículos del Servicio de Recogida de Basura, dos camiones compactadores propulsados por gas natural comprimido, según informó el presidente de la empresa, Fernando Couto, en el consejo de administración ordinario celebrado en el Ayuntamiento de Gijón.

Se trata de un proyecto piloto, enmarcado en un acuerdo de colaboración alcanzado, entre el Ayuntamiento y EDP, para la mejora de la calidad de la aire y la eficiencia energética. Dentro del apartado de eficiencia energética, EMULSA adquirirá y financiará los dos camiones destinados a la recogida de basura y EDP asumirá su gasto de combustible durante un año.

EMULSA ya ha desarrollado iniciativas en ésta materia como son la incorporación de 17 vehículos eléctricos a los servicios de higiene urbana y jardines o el desarrollo de cursos de conducción eficiente y optimización de recorridos, para disminuir el consumo de carburante. Más información aquí

El consejo de administración de la Empresa Municipal de Servicios de Medioambiente Urbano de Gijón (EMULSA), también analizó los borradores de los códigos ético y de conducta, ejes vertebradores de la gestión de la empresa en materia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

EMULSA inició en octubre de 2013 una serie de actuaciones en materia de Responsabilidad Social Corporativa con su adhesión al Pacto Mundial de Naciones Unidas y,desde entonces, ha ido implementando una serie de acciones y buenas prácticas relacionadas con la responsabilidad social empresarial dentro de la estrategia general de gestión y gobierno de EMULSA (Plan de Igualdad, transparencia en las compras, etc…).

Uno de los compromisos era la elaboración del código ético y del código de conducta, cuyo borrador fue analizado hoy por el consejo de administración dentro de un proceso que tendrá un nuevo hito la próxima primavera con la certificación del política de RSC de EMULSA.

El código ético fija normas que regulan los comportamientos de las personas dentro de EMULSA si carácter coactivo (no impone castigos legales), aunque supone una normativa interna de cumplimiento obligatorio e incluye compromisos éticos de la dirección y la empresa en relación al Ayuntamiento, el consejo de administración, los ciudadanos y asociaciones vecinales, los centros educativos, los empleados y el comité de empresa, los proveedores, otras administraciones, los medios de comunicación, a colaboradores, a los derechos humanos y el medioambiente.

Por su parte el código de conducta, partiendo del código ético, recoge los comportamientos y compromisos esperados por parte de todas las personas que trabajan para la empresa y, con éstas normas internas de conducta, pretende incentivar un comportamiento ético, profesional y responsable de todo el personal en el desarrollo de sus actividades.

El consejo de administración de EMULSA también dio el visto bueno a la construcción de un local de trabajo para la empresa, en el Parque de El Lauredal (Jove), que sustituirá a unas casetas provisionales que ahora utiliza el Servicio de Jardines. Con un presupuesto estimado de contrata de 690.000 euros, el nuevo local atenderá las necesidades de vestuarios, garaje y almacén para los operarios de Jardines que atienden los 355.000 metros cuadrados de zonas verdes de oeste de Gijón. Además, el proyecto, compuesto de un edificio acorde al entorno del parque, incluye una planta semisótano y otra en superficie, y unos servicios higiénicos públicos para los usuarios del parque.

EMULSA también estudia la construcción de un local de aperos de unos cien metros cuadrados en la zona del Palacio de Deportes que sustituya las instalaciones de almacenamiento que el Servicio de Jardines de la empresa tenía en los bajos de El Molinón, hasta su reforma.